Si alguna vez has sido capaz de oler lo que huele en una novela. Si te han rugido las entrañas cuando se ha celebrado un festín entre palabras y hojas de papel. Si te ha dolido la hoja de la espada del enemigo como si la hubiera clavado en tu propio vientre. Si te has enamorado de uno de los héroes. O si has llorado por su muerte. O si te alegraste porque, después de un sendero de miserias, le fue bien y acabó feliz. Si echas de menos a los personajes cuando cierras el libro tras leer la palabra fin. Pero, sobre todo, si alguna vez has deseado que las novelas que te hacen soñar tengan su propia banda sonora, deseo que sepas que en la tierra de Onhyria hay un lugar para ti.
Manz Soluciones On/Off